Con un número estimado de 500.000 dispositivos de Internet de las cosas que utilizan credenciales de seguridad predeterminadas, no es de extrañar que el reciente ataque DDoS de una red de bots de Mirai lograra causar un trastorno tan generalizado. Pero no es solo el usuario particular medio el que está en riesgo. Organizaciones como la suya están en el punto de mira del malware especializado con el objetivo de comprometer su red y añadir sus servidores y dispositivos a redes de bots maliciosas.

En este monográfico se explica por qué estos ataques son tan efectivos, cómo se produce una infección típica y qué sistemas de seguridad debe implementar su organización para defenderse de la proliferación de las redes de bots.