El atractivo de Office 365™ es evidente. ¿Por qué configurar su propio Exchange Server o administrar y mantener software de Office cuando Microsoft puede ocuparse de todo ello por usted? Sin embargo, cuando alojaba su infraestructura de Microsoft® en su propio centro de datos, utilizaba seguridad adicional para detener el malware y protegerse frente a las interrupciones del servicio. Estas amenazas no han desaparecido en su nueva nube ni en el entorno de Office 365.

Lea este monográfico para entender los nuevos retos de seguridad TI que surgen al pasarse a Office 365 y las tecnologías de seguridad críticas que todas las organizaciones deben implementar junto con su despliegue de Office 365.